martes, 24 de junio de 2008

Mi tierra, El Perú

La costa, el desierto,
arenas interminables,
lijar en las alas del viento.
Serpientes de oro que corren hacia el Pacifico.
Las papayas, las paltas, las chirimoyas,
el turrón de doña Pepa,
la mazamorra morada,
el cebiche, los anticuchos y buñuelos.
El vals, la marinera, y el landó.

La sierra, los andes,
montañas de picos nevados,
La mamapacha, el quechua y el aymará.
Andenes, fortalezas y chulpas.
La papa, la quinua, la oca.
La vicuña, la alpaca, la llama y el guanaco.
El charqui, el chuño y el cañiwuaco
El capulí y el zancayo.
El huayno, los Sicuris, la Kullaguada y Etc.

La madre selva,
celosa cuidante de sus criaturas.
Árboles abuelos,
pulmones del mundo.
Costumbres de antaño
que se viven hoy.

Generación moderna,
automóviles, aviones,
teléfonos, computadoras.
¡Oh mi amado Perú,
que Santa Rosa y San Martín de Porras
intervengan por tí!
!Oh, Señor de los Milagros,
protege tus hijos peruanos!

Maria Fischinger, Chicago @2005

2 comentarios:

EMMuñoz dijo...

¡ Que ternura, Maria!;
he pasado un rato muy agradable, leyendo tus poemas.

Felicidades por ellos.

Emilio.

Maria Fischinger dijo...

Emilio:
Gracias por tu visita.
Un abrazo
Maria