lunes, 16 de junio de 2008

otoño

La isla de Bled en otoño - Foto de Tomaz Fischinger



Seria tarde, ¿no ves?
¡Qué hoy me ponga a trabajar,
no podría cosechar!
¡Es mi otoño,
y el invierno no tarda en llegar!
Labré, sembré y sudé
por el mañana que es mi hoy .
¡Mi ayer lo invertí en hoy!
Se escaparon mis días.
Mis afanes están al fin.
Ya no pienso en mañana,
ni en planear lo que vendrá.
Concluida la carrera.
Apagándose la antorcha
y mi barco por llegar
a las playas del destino.
¡Cuántos planes! ¡ Cuántos sueños!
Hoy solo canto,
por el ayer,
porqué estoy.
porqué soy.
por lo que me resta del mañana…
¡Qué no se si lo tendré!

Maria Fischinger @ Eslovenia 2006

Un bosque en otoño, foto de Thomaz Fischinger

4 comentarios:

liliana varela dijo...

Bravo María!!!!!!! cómo estás con los audiossssssa
Liliana

MFischinger dijo...

Querida Amiga!!
Gracias por vistarme.
Besos
Maria

CANTACLARO dijo...

.

María, bello poema.

El tiempo es una constante en completo movimiento. Cuando tocas un punto de él siempres tocas en simultáneo el lomo del ayer, el ombligo del presente y la testa del mañana.

Besitos,

Ana Lucía

Maria Fischinger dijo...

Ana Lucia

Me encanta leer tus opiniones.
Gracia por la visita
Maria